¿Es necesario explicar una vez más?

A raíz de los últimos posts de este blog ocasionó a varios que me han escrito por privado respecto a la respuesta de un blog dirigido hacia mí sobre la “identidad”.

Sentí que tenía que explicar una vez más respecto a mi discapacidad auditiva porque quizás no se ha entendido bien mi punto de vista.

No soy oyente, jamás lo seré. No estoy en dos mundos, sólo estoy en un mundo que hay de todo, como aquella página que está en la red social Facebook llamada: Diversidad Auditiva.

No entraré a debatir el porqué no las diferencio o porqué no marco las diferencias?

Lo que sí puedo decirles es que ante todo somos personas, luego la discapacidad.

Ahí va mi historia que quizás puedan entenderme más o quizás no.

Nací con el cordón umbilical alrededor de mi cuello que eso afectó a mi audición, luego a mis 3 años se detectó la hipoacusia bilateral severa que enseguida comencé a utilizar un audífono en el oído derecho. ( En esa época mis padres solo podían comprar uno solo)

Comencé a asistir a las escuelas: normoyente y sordos & hipoacúsicos.

Al mismo tiempo, asistir a la terapia del lenguaje, realizar actividades artísticas.

Sí, ya sé, demasiadas cosas…

Realizaba todo eso estando en Rafaela, una pequeña ciudad en la provincia de Santa Fe y luego nos vinimos a vivir a Mar del Plata por el trabajo de mi papá en el año 1994 0 1995…no recuerdo bien pero sí creo haber estado para los juegos panamericanos 1995 con mamá y mi hermana.

Fui un solo año a la escuela especial porque había pedido a mis padres que quería ver como es ir a una sola escuela pero descubrí que solo dependía de mí y de nadie más.

Teniendo 12 años, a esa edad descubrí que las escuelas especiales para sordos e hipoacúsicos jamás serán iguales. Inclusive de las provincias.

Es decir, descubrí que la escuela de Rafaela no había diferencias y CEFA sí había diferencias.

Todavía sigue persistiendo la inclusión en Santa Fe, hay momentos que extraño a Asorsafe ( Asociación de Sordos e Hipoacúsicos de Santa Fe) pero mi vida está aquí, en Mar del Plata.

Volvamos a la historia…

Al año de la escuela especial, opté por ir sólo a la escuela normoyente porque entendí que tenía que ser independiente, defenderme en la vida cotidiana y no ser una carga para nadie de mi familia.

Eso fue lo que hice hasta que terminé la secundaria, no fue nada fácil pero lo disfruté porque asistí a una escuela de artes visuales que me ayudó a expresar todo lo que sentía.

Me reencontré con amigos de la comunidad sorda marplatense pero no me ha sido fácil porque en esos años transcurría la peor época de mi vida.

No tiene absolutamente nada que ver con la comunidad sorda e hipoacúsica.

En esa época crecí de golpe, maduré de golpe a partir de mis 16 a 21 años…

A papá le detectaron el cáncer, teniendo esas edades, sólo me enfoqué en terminar la secundaria y valorar el tiempo que tenía con él pero debo confesar que estuve muy enojada con esa enfermedad.

Justo en esa época falleció mi papá y ocasionó tantas cosas pero no lo quiero traer a colación porque es un tema muy privado, muy personal.

Durante esos años,  me encantó conocer muchas personas sordas e hipoacúsicas, aprendí que siempre va a haber debates entre sordera vs hipoacusia, sordos gestualistas vs sordos oralistas, hipoacusicos gestualistas vs hipoacusicos oralistas vs hipoacusicos bilinguies, hipoacusivos vs postlocutivos, así sucesivamente…

Tomé la decisión de incluir a todos sin importarme tanto la diferencia porque primero somos personas, luego la discapacidad.

Hasta el día de hoy, sólo me enfoqué en rodearme de mis amigos de toda la vida por toda la situación que atravesé, en el trabajo y en la facultad.

Así que, a mis 35 años, siempre va a haber este tipo de debates que eso ocasiona a las demás personas que entran en crisis respecto a la “identidad”.

Entonces, déjenme decirles esto:

No se preocupen porque esto también pasa.

A mí me gusta decir: la discapacidad no me define, las acciones que hago me define.

Me gusta reírme de mí misma, aprendo de mí misma y de nadie más.

Ah, sí, me faltó esto:  Pero que pasa con la “identidad”?

Siempre vamos a tener esas pequeñas crisis existenciales pero realmente no soy de esas personas que nos ponemos a cuestionar todo lo que sentimos, al contrario, sé que hay una vida fuera de este mundo.

Quizás puede llevarte tiempo de aceptar a la discapacidad auditiva, a mí me costó años pero no tengo porqué cuestionarlo.

Nuevamente digo: me gusta reírme de mí misma, aprendo de mí misma y de nadie más.

Eso es todo.

 

Anuncios

¿Hipoacúsica o sorda?

Hoy, 19 de Septiembre de 2018, decidí postear en la página Soy hipoacúsica de la red social Facebook conmemorando el día nacional de las personas sordas en homenaje a la sanción de una ley del Congreso Nacional Argentino, el 19 de septiembre de 1885, a su vez, se crea la primera escuela para las personas sordas.

Escribí:

“Feliz día de las personas sordas e hipoacúsicas.”

Jamás creí que recibiría comentarios remarcando el “error” por haber mencionado a la palabra hipoacúsica en el marco de la celebración de mi país.

Por el simple hecho de que existe un día internacional para las personas hipoacúsicas – 3 de Marzo – pero expliqué varias veces de que incluyo, no excluyo. No separo.

Más aún, cuestionar mi opinión o creencia acerca de mi discapacidad auditiva por haber escrito que al final del día me quito los dispositivos: audífono y implante coclear y ya soy una persona sorda.

Es decir, de día soy hipoacúsica porque utilizo los dispositivos que me ayudan a oír  y luego a la noche me los quito. ( Por supuesto que no oigo nada sin ellos)

De repente recibí este comentario que realmente me dejó mal.

“Entonces te consideras sorda, pero tu blog dice “soy hipoacúsica” ? No me cuadra.”

Debo confesar que hace muchísimo que dejé de cuestionarme y acepté a mi discapacidad auditiva. De hecho lo abracé con toda mi alma hasta el día de hoy.

Volví a cuestionarme, volví a esos momentos que me atormentaba a mí  misma siendo una niña, una preadolescente a adolescente, a mis 20 años ( actualmente tengo 35 años):

¿Soy hipoacúsica? ¿Soy sorda? ¿Soy lo intermedio de esos dos términos médicos que marcan tanto la diferencia en la discapacidad auditiva?

Volví a recordar que siempre voy a encontrarme con ese tipo de personas que te hacen cuestionar todo lo que crees de la discapacidad auditiva.

Siempre voy a basar en mis experiencias respecto a la discapacidad auditiva, siempre voy a incluir a los demás, no separo, no diferencio.

Sinceramente creo que nadie debe cuestionar a alguien respecto a la discapacidad auditiva, creo que todos debemos respetar a los demás.

Creé este blog con la finalidad de desahogar describiendo todas mis experiencias, poder ayudar a alguien que esté del otro lado del mundo.

Que sepa que no está solo, que somos mucho más de lo que creemos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atención y Memoria.

Hoy asistí a una charla que dieron las chicas de CEAL  que se basó justamente en esas dos palabras que vengo pensándolo hace meses para exponer en este blog tanto como la página del Facebook.

39589176_859481820904032_1190454875914240000_o

Realmente me vino bárbaro este workshop porque puedo exponer una de las diapositivas que es lo que más quiero DESTACAR respecto a la pregunta que recibo siempre: ¿Porqué juego? ¿Qué es lo que beneficia a mi hija/o?

(Gracias CEAL por otorgarme el permiso de utilizar la diapositiva)

WhatsApp Image 2018-08-23 at 20.29.11

Se entiende que al jugar con los niños hipoacúsicos y sordos, estén o no equipados (audífonos y implantes cocleares) estamos estimulándolos con los juegos que les hacen razonar, a su vez, DISFRUTAR.

Esta diapositiva me ayuda a explicarles el porqué remarco todo el tiempo: juegos.

Yo aprendí jugando a cantar, bailar y armar construcciones, etcétera.

Tengo varios juegos que me fascinan pero hasta el día de hoy soy muy fánatica de:

  • Ajedrez
  • Tetris
  • Tangram
  • Sopa de letras.
  • TEG

Previo a la charla, nos hicieron jugar y justo en mis manos veo el juego TANGRAM…

Lo primero que dije: amo jugar este juego! volvimos a la infancia!

El tangram es un juego muy antiguo que pertenece a la cultura china, son 7 figuras geométricas que debes armar figuras, lo que se te ocurra!!!!

 

¿Se dieron cuenta que mis juegos favoritos que tienen esas dos palabras?

Atención y Memoria.

En lo personal me marcaron muchísimo estos juegos porque aprendí a enfocar, recordar, sobre todo, divertirme.

Traten de jugar con sus hijos, traten de divertirse!

Luego me cuentan!!!!!!!

Amigos y familia, ese apoyo incondicional.

Ante todas las adversidades que hay en este camino de la vida, nos refugiamos en ese apoyo incondicional que nos da la familia y los amigos.

Nos fortalecen, nos ayudan a seguir para adelante en esos momentos difíciles.

Muchos me han escrito por privado ( mails ó mensajes a través de la página del Facebook o Instagram, etcétera) de que no siempre tienen el apoyo de su familia o de sus amigos.

Quiero decirles que no se enfoquen en esas personas que no les da ese apoyo que ustedes necesitan.

Tienen que enfocar en las personas que les hacen sentir increíbles, que pueden ser lo que ustedes quieran ser.

Por ejemplo:

Si no tenes apoyo de un familiar como un papá o un mamá puedes refugiarte en un abuelo o abuela, o tus amigos de todas las edades: que pueden ser del gimnasio o de algún club.

Inclusive en el trabajo que también puede ser una familia.

La palabra familia es algo sagrado pero hay que entender lo que significa realmente.

En el día de mi cumpleaños, pensé que eramos poquitos porque el día estaba horrible, había tormenta, mucho frío. Pero no, cayeron todos mis amigos más íntimos de mi vida cotidiana: gente de toda la vida, de la facultad, de la escalada deportiva, de amigos de la vida.

Con mamá ya habíamos almorzado pero ella sabía que a la tardecita iban a caer todos, de alguna forma, supo que era mejor que yo estuviera toda la tarde con ellos. Sabía que no ibamos a entrar todos, ya que, el depto es monoambiente.

Eramos casi 18 personas, ella supo que iban a venir todos, ahí mismo supe lo que significa el apoyo incondicional.

Enfoquemonos en aquellos que nos hacen sentir bien, que podemos re preguntar tantas veces: ¿Qué dijiste?

Mi favorita frase que justamente ellos odian: “Si hablas boludeces, apago mis dispositivos”

Nota: boludeces aquí significa no digas estupideces, bobadas, no sé como le dicen en sus países…

Recuerden que busquen a aquellos que les hagan sentir increíbles.

Aquí les adjunto una foto de mi cumpleaños y la foto de la torta de mi cumpleaños!

Sí, repetí dos veces: cumpleaños

Amo festejar mi cumpleaños!

38948665_10216722523192406_1951786499699638272_o

38939106_10216723860985850_3300180495752495104_n

 

 

Baires Parte II

Durante mi estadía en Baires, aproveché a visitar a Florencia, la primera fonoaudióloga hipoacúsica en nuestro país y forma parte del programa Embajadores Cochlear.

Más tarde a Luciana y Norma, otras dos amigas de la comunidad La Sordería.

Ese día llovía a cántaros que Florencia podría haber suspendido la mateada pero no, las ganas de conocernos ganó a la lluvia.

Fue increíble de conocerla.

No hay palabras para explicar lo que fue de conocerla, saber su historia, muchísimas cosas.  Sobre todo, sus hijos, hiper bellos, así nomás. Muy dulces!

 

Luego fui a Alto Palermo a conocer a Luciana y Norma, chicas como yo, implantadas.

Me encantó estar en un lugar muy ruidoso y nosotras podíamos hablar de todo lo que nos ocurría en esos momentos: estudios, viajes, amores, etcétera.

 

Siempre trato de destacar la importancia de conocer a otras personas hipoacúsicas y sordas con o sin los dispositivos: audífonos y implantes cocleares.

La importancia de conocer otras personas como yo nos hacen sentir que no estamos solos, podemos hacer muchas cosas que queramos y ser lo que queremos ser.

Recuerden que la discapacidad auditiva no nos define, nos define nuestras acciones, nuestros deseos.

Baires Parte I

Durante las vacaciones de invierno viajé a Capital Federal (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) para ir a la empresa Amplitone Centros Auditivos, una empresa líder, dedicada desde 1957 a la adaptación profesional de instrumentos auditivos de avanzada tecnología, destinados a la corrección de la deficiencia de audición de adultos y niños en todo el país.

Fui a la Central que queda en Lavalle 1527, muy cerca de la zona Tribunales y lo primero que observé al llegar fue esto que no dejé de contemplarlas:

Estos modelos del audífono y ver este programa subtitulada al español en la sala de espera! Eso hace que sea divertida la sala de espera! Bien por ellos no?

(A mí, en lo personal, me aburre muchísimo, por eso llevo casi siempre un libro)

Esperé media hora hasta que me llamó la fonoaudióloga para calibrar mi audífono Phonak y me llamó la atención que la calibración del audífono haya sido en vía inalámbrica porque la última vez que había hecho fue a través de un cable conectada a la notebook.

 

Fue una experiencia increíble de estar en el lugar…

Ahora vamos al siguiente post! Baires parte II!

 

 

Transmision

Sale transmisión en vivo y directo desde la página Soy hipoacúsica en la red social Facebook alrededor de las 19.45hs o 20hs, horario argentino!