Me tomé la libertad de tener unas horas libres del estudio para plasmar las típicas cosas cotidianas de mi vida, entre ellas, expongo una parte de mi trabajo.

Situación 1:

Entrar a la verduleria y darme cuenta que está lleno el local, por lo tanto, bancarse la situación:

Todas las personas en fila, hablando a los gritos, mientras el audífono nuevo recibe todos los sonidos del entorno tanto como el ruido de las motos que están en la calle como si estuvieran en la carrera formula 1. ( no sé si esa carrera es de motos o autos porque no tengo idea de eso!)

– 51, 51

– Ah, yo!

– Sí, decime que necesitás?

– Quiero 1 kilo de manzanas

– Bueno.

Se pone de espaldas y te grita diciendote: querés las rojas o de verdes?

En ese momento, gritan las abuelas: queridaaa quierooo un kilo de papas…

– cómo dijo? verdes?

– Querés rojas o verdes?

– Verdes.

Así ha sido toda la escena…

Situación 2:

Escena del trabajo!

A veces mis compañeros me piden que faxee los oficios para las comisarías que deben notificar a los jóvenes en tales direcciones.

Desde que tengo el audífono nuevo, aún me cuesta porque antes me quitaba el audífono y solo oía a la persona del otro lado del teléfono.  Ahora escucho a esa persona tanto como a mis compañeros.

– Buenos días, comisaría

-Buenos días, llamo desde la defensoría menores, es para poder faxear el escrito que debe notificar al joven que vive en tal calle.

-Sí, como no, espere que le doy señal.

En ese instante, suena toda la conversación que hablan mis compañeros atrás de dónde estoy, al mismo tiempo, suena el timbre, entran las personas que solicitan información y mis jefes que vienen de las audiencias.

Así es, en ese instante, ruego que toda esa escena tarde lo que tarda en enviar el oficio por el fax porque luego de eso, debo verificar:

– hola?

-Hola, si, pasó bien el oficio

-Buenisimo, quién lo recibe?

Sigue el ruido y realicé esto: aguardame un segundo, chicos pueden hablar bajo que no oigo?

Así es, tuve que pedir que bajen la voz.

Aún me cuesta acostumbrarme a ese programa , es cuestión de tiempo

Situación 3

En el edificio donde vivo, hay 3 ascensores. Una de ellas tiene sonido que es para las personas no videntes, pero a mí me re confunde porque me suena a que viene cualquiera de los 3 ascensores.

ring ring ring

Me pongo en el medio de los 3 ascensores para ver cual de los 3 viene!!!!!!!

Todos los días de mi vida a las 7.45 o 7.50am….

Situación 4

Cuando me doy una ducha, espero a que se me seque un poco el pelo y así ponerme el audífono para seguir escuchando lo que hay en ese momento.

Pero hubo un día que mi novio vino a cenar, me di una ducha, me cambié y me pongo a cocinar la cena que tanto me gusta: fideos con albóndigas!

Y siempre me olvido de avisarle que estoy sin audífono!

El llegaba de comprar las cosas, me abraza y luego, se va al living a dejar sus cosas. Viene a la cocina y me habla, yo cero bolilla.

Me doy vuelta y le digo: me dijiste algo? porque estoy sin audífonos.

La cara de mi novio fue mortal, me abraza y me dice: será mejor que me enseñes el LSA porque está bueno comunicarme con vos de otra manera y no quedar hablando solo…

Sí, hay que reír de uno mismo y a veces de la otra persona que nos acompaña con toda la paciencia del mundo…

Esas son las situaciones que vivo todos los días, hay más pero ya postearé un poco más adelante..

Y ustedes? cuales son sus situaciones?!

Anuncios