Llegué a defender mi hipoacusia en diferentes etapas de mi vida..en una forma que no es muy agradable que digamos…

En la primaria,estaba en el patio que vinieron 2 pibes a burlarse de mí y uno de los 2 dijo lo peor que reaccioné violentamente ” sorda de mier…”

La reacción fue inmediatamente, le dí una piña y la directora me puso una amonestación….pero valió la pena porque me defendí…
En Polivalente, donde hice mis estudios secundarios, en los primeros años de ahí eran 8vo y 9no donde finalizaba mis estudios primarios…

No recuerdo bien si era en 8vo o 9no donde defendí mi hipoacusia porque ha sido el primer paso que todo el mundo empezaron a respetarme por más que haya siempre alguien discriminandome.

Estaba discutiendo con una compañera y repitió la frase del mismo pibe de la primaria, mi reaccion fue mucho mas violenta…

La tiré contra la pared…mis compañeros me tuvieron que sacar de ahi..

Nadie más faltó el respeto por mas que siempre hubo alguien que me faltaba respeto…y ya no quería reaccionar mas violentamente…

Y en primer año, elegí la modalidad arte, diseño y comunicación y conozco a un grupo de chicas que eramos las 39 de lo cual ellas me ayudaron muchisimo, me cambiaron en muchos aspectos.

Elegí el taller Dramatización y ahí es donde me cambió mas mi vida, Gerardo Loholaberry que fue mi profesor favorito, el es el único que me marcó mi vida. Y gracias a él,nos unió a todos que hoy en dia seguimos siendo un grupo muy unido. Y nos seguimos viendo…

Aprendí a no dar bola a aquellos que se burlan de nosotros porque al fin y al cabo, ellos son los que salen perdiendo…

Llegar a defender mi hipoacusia…es defender mi honor…

Anuncios